martes, 8 de diciembre de 2009

2. LA CREDIBILIDAD

El estado de avance de una investigación deber ser puntualizada. Si un estudio aún no ha sido publicado en una revista arbitrada, el investigador debe declararlo explícitamente.

Al mencionar sus conclusiones, los investigadores deben aclarar si éstas:

· Son “preliminares”, por lo que no podrían hacerse con ellas generalizaciones
· Aún tienen que ser corroboradas, repetidas, experimentadas;
· Se diferencian notablemente de estudios anteriores en la misma área;
· Han sido obtenidos de muestras pequeñas, no representativas o ejemplares;
· (Si es el caso) Están basadas en experimentos sólo con animales;
· Están basados en la sola correlación.

Si en varios de los puntos aludidos se aplican, no debe dudarse en solicitar el retraso de la comunicación pública hasta que las pruebas hayan sido establecidas. Si los periodistas ya tienen en sus manos la información, debe intentarse persuadirlos a que esperen hasta que se puedan proporcionar las prueba necesarias. Pero el rechazo a esperar, en sí mismo, no debe anular el contacto establecido y la buena relación con la prensa.
Para evitarse estos inconvenientes, lo preferible es dar a conocer públicamente sólo hechos consumados en los términos del arbitraje científico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada